miércoles, 2 de noviembre de 2016

La chica del tren (2016)

Otra adaptación literaria. Otro best seller. Cada vez son más el número de libros que de adaptan a la gran pantalla y, desgraciadamente, son muy pocas las adaptaciones que funcionan. ¿Será La chica del tren una de estas excepciones?



Dirigida por Tate Taylor (Criadas y señoras), la película está protagonizada por Emily Blunt (Looper), Rebecca Ferguson (Misión Imposible: Rogue Nation), Haley Bennet (Los 7 magníficos), Luke Evans (Drácula Untold), Edgar Ramirez (Joy) o Justin Theroux (Zoolander 2), entre otros. La película nos contará como Rachel, una mujer devastada por su reciente divorcio, se dedica cada mañana de camino a su trabajo a fantasear sobre la vida de una pareja aparentemente perfecta que vive en una casa por la que su tren pasa cada día. Pero una mañana Rachel es testigo desde la ventana del tren de un impactante suceso y se ve involucrada en el misterio que ella misma revela.


La película se puede definir en tres palabras: lenta, predecible y fría. No usa bien los flashbacks, tarda demasiado en entrar en materia y cuando lo hace, lo hace de manera fácil, muy predecible y sin ningún tipo de tensión o sensación de peligro. Se trata de un telefilme de sábado por la tarde en Antena 3, sólo que este habrá costado millones de dólares, mientras que los otros apenas unos miles.

Lo que más me fastidia de todo es, que sus tres personajes femeninos principales, son buenos. Tres personas muy diferentes pero a la vez muy iguales, que además están brillantemente interpretados, pero que poco aprovechados para la historia, que mediante flashbacks trata de montar un rompecabezas que el espectador, con un mínimo esfuerzo, puede acabar desmontando en apenas unos segundos. Hace lo predecible malo y lo impredecible, muy predecible. Si al menos tuviera agilidad, dinamismo o algo más de rapidez, la historia se podría seguir con mucha más facilidad. Su final, aparte de predecible, carece de tensión, preocupación o miedo. En ningún momento el espectador se sorprende, frunce el ceño o hace una mísera mueca de sorpresa. 


Se trata de dos horas de ¿thriller? plano, que tampoco aprovecha la banda sonora y en la que tan sólo destacan las actuaciones. Porque, al César lo que es del César, el trío femenino se sale. Haley Bennet va a dar que hablar y hace una genial interpretación del personaje más complejo del filme, Rebecca Ferguson, si bien tiene el papel más breve, le aporta algún matiz interesante y Emily Blunt consigue elaborar un personaje hundido moralmente de forma brillante. 

En definitiva, otra adaptación literaria fallida...y ya van unas cuantas.

Mi nota es de 4,5/10

Aquí tenéis el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta