sábado, 29 de octubre de 2016

Doctor Extraño (2016)

Cinco meses sin Marvel ya era demasiado. Llevábamos desde Mayo sin ninguna película de la casa de las ideas y en esta ocasión nos enfrentamos a un nuevo mundo: La magia. Marvel quería adentrarse en nuevos terrenos con la incursión de uno de sus mayores héroes. Doctor Extraño. Con un reparto de lujo y un apartado visual fantástico...¿Habrá conseguido Marvel realmente hacer una buena película?



Dirigida por Scott Derrickson (Sinister), esta película está protagonizada por el conocido Benedict Cumberbatch (The Imitation Game), Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud), Tilda Swinton (El gran hotel Budapest), Rachel McAdams (Spotlight) y Mads Mikkelsen (Casino Royale) entre otros. Se nos presentará a Stephen Strange, un cirujano quien, tras un grave accidente de tráfico, descubrirá un nuevo mundo de magia y dimensiones paralelas.



La película tenía la difícil tarea de introducir en el Universo de Marvel el tema místico y mágico. En ese aspecto, no lo han podido hacer mejor. Ha sido un total acierto el presentarla como algo independiente y mostrando la conexión justa y necesaria, ya que de esta forma funciona tanto como película individual y como parte de esta serie de larga duración que es Marvel. Se trata de una historia de orígenes sencilla, donde ubican a los personajes y los definen claramente, aunque con tanto que introducir hay ciertos personajes que no gozan de la atención que merecen y quedan desdibujados. Es, para variar, el caso del villano. Es el punto más débil de Marvel en el 90% de sus películas y aquí no es una excepción. Si bien el trabajo de Mads Mikkelsen es bueno, su recorrido y carta de presentación es demasiado sencilla.


Otro de los puntos débiles es el humor. Y no, no porque haya humor me estoy quejando. Si no porque hay demasiado y tan sólo la mitad aproximadamente de los chistes funcionan. Los que funcionan lo hacen a las mil maravillas pero hay otros que no aportan nada y que rompen el clímax y la tensión generadas.

Pero la película tiene muchas cosas positivas. Su reparto está a las mil maravillas con una breve pero espléndida Tilda Swinton, un más que convincente Chiwetel Ejiofor como Mordo y una Rachel McAdams, que si bien su personaje es el que menos me interesa de la historia, no se puede decir nada malo de su actuación. Benedict Cumberbatch demuestra de nuevo lo grandísimo actor que es y sabe canalizar tanto la arrogancia como la responsabilidad del personaje. Si bien su desarrollo se produce de forma excesivamente corta, el cumple su papel notablemente.


La película tiene un ritmo ágil, el propio de una película de orígenes con la estructura convencional y no inventa nada en ese sentido, aunque tampoco le hace falta. ¿Porque? Todas estas "carencias" argumentales o de guión, que no son más que simpleza y facilidad, se ven compensadas por un apartado visual de sobresaliente. Con ciertos toques de la película "Origen", esta película hará que tu cabeza explote y vea el mundo como nunca antes. Psicodélico, con diferentes formas, juegos de visuales, cosas que parecen pero no son...el tema visual es sin duda lo mejor de la película. Su banda sonora es correcta, con algún tema interesante y sobretodo en armonía con lo que el espectador ve. Se trata de melodías muy estrafalarias que pegan muy bien con el tono.

En definitiva, una película de orígenes entretenida, ágil y visualmente espectacular. Con un apartado visual de lujo y una historia sencilla pero eficaz, Doctor Extraño nos abre las puertas de la magia y nos invita a conocer nuevos mundos.

Mi nota es: 7/10

Aquí tenéis el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta