jueves, 7 de julio de 2016

Malditos vecinos 2 (2016)

En 2014 llegaba a nuestras pantallas "Malditos vecinos", una divertida historia sobre fraternidades, fiestas, matrimonios y bebés. Ahora se ha estrenado la secuela, que cuenta con el mismo reparto principal con algún pequeño cambio, consiguiendo lo que buscada: una historia sencilla, con buenas dosis de humor y haciendo al espectador pasar un rato agradable:



Esta secuela, dirigida de nuevo por Nicholas Stoller, sigue estando protagonizada por Seth Rogen (The interview), Rose Byrne (X-Men: Apocalipsis) y Zac Efron (High School Musical), cuenta esta vez con un reparto femenino encabezado por Chloë Grace Moretz (La invención de Hugo). Además cuenta con algunos cameos de la primera entrega como Dave Franco (Ahora me ves) o Christopher Mintz Please (Superbad). En esta ocasión, Mac y Kelly Radner desean vender su casa, pero no les resultará nada fácil porque está al lado de una fraternidad universitaria, donde las chicas celebran fiestas continuamente. Para enfrentarse a las descontroladas estudiantes contarán con la ayuda de Teddy.

Si bien la primera entrega me resultó en conjunto mejor que esta segunda parte, debo decir que esta me ha sorprendido, pues esperaba un desgaste mayor, ya que la formula principal que utilizan es básicamente la misma, únicamente cambiando chicas por chicos. Pero si en conjunto la primera entrega es mejor, esta tiene los golpes de humor más logrados que la primera, donde literalmente consiguen que llores de la risa, especialmente con el personaje de Ike Barinholtz, que interpreta a Jimmy, el amigo de la familia. Las escenas en las que aparece son geniales, cobrando algo más de protagonistmo que en la primera entrega. El cambio de género en las estudiantes incluye, además, un leve mensaje feminista con ciertas puyitas durante toda la película, pero sin tratar de ser reivindicativo y en la gran mayoría de las ocasiones en clave de humor, aunque el mensaje queda ahí y oye, no queda mal, es aceptable.


Si te gustó la primera película, te encantará esta. Tiene alguna que otra referencia a la primera parte, buenos personajes, momentos de verdadera risa, algo de profundidad en un pequeño mensaje que trata de transmitir la película pero en ningún momento trata de ser algo más. Una secuela sencilla, con un guión fácil, que busca entretener y lo consigue, desde luego. Lo mejor, sin duda, el personaje de Ike Barinholtz y ese humor negro que mantiene de la primera entrega.

Mi nota es de: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta