martes, 15 de marzo de 2016

Zootrópolis (2016)

Estamos en una época en la que las películas de animación están ganando cada vez un peso mayor en la industria del cine, sobretodo desde que la academia decidiera crear un galardón en los Oscar para la mejor película animada. Pero eso no es todo, cada vez es mayor el empeño en mostrarnos que las películas de animación pueden ser algo más que un mero pasatiempo para los más pequeños y pueden guardar cierta moraleja. Zootrópolis es un claro ejemplo de ello y aunque sacrifica varios elementos en el camino en virtud de dar un mensaje que se hartan de repetir durante toda la película, es una cinta bastante disfrutable.


La película nos trasladará a Zootrópolis, una moderna metrópoli mamífera única que está compuesta de barrios con diferentes hábitats como la lujosa Sahara Square y la gélida Tundratown. Es un crisol donde los animales de cada entorno conviven, un lugar donde no importa lo que seas. De hecho puedes ser cualquier cosa, desde un elefante enorme hasta la musaraña más diminuta. Aquí entra en juego la llega la optimista agente Judy Hopps, cuyo sueño siempre fue llegar a ser la primera coneja policía, quien descubre que esta tarea no es nada fácil. Pero está decidida a demostrar su valía y se mete de cabeza en un caso, a pesar de que eso significa trabajar con Nick Wilde, un zorro parlanchín y estafador, para resolver el misterio.



Así se nos presenta esta película animada que cuenta con la dirección de Byron Howard y Rich Moore, y codirigida por Jared Bush, y es la película de animación número 55 de la serie de clásicos de Disney. Algunos de los actores se aportan sus voces a esta película son Ginnifer Goodwin (La sonrisa de Monalisa), Jason Bateman (Como acabar con tu jefe), Idris Elba (Thor) o J.K Simmons (Whiplash): Bueno, también hace un ¿cameo? la cantante Shakira, pero eso no tiene importancia. 

Sacrificio del humor esperado para transmitir un mensaje que se empeñan en repetir últimamente todas las películas animadas


Esto es, sin duda, lo que más me ha decepcionado de la película. Reconozco que quise verla simplemente por el trailer y esa escena con el perezoso, pensaba que sería una película divertidísima con humor y sin pretensiones de grandeza, pero aunque me ha gustado la película en lineas generales, es algo que me ha chocado y que no esperaba nada. Desde el primer momento (cosa que veo normal) establecen unas bases donde muestran que aun no hay una mayoría de la población con la mente abierta y sigue habiendo prejuicios, pero no me parece adecuado que sea el hilo conductor del tercer acto de la cinta y que siga presente en prácticamente cada escena. Ya sabemos que no todo va a ser fácil para nuestra protagonista y que, casualidades de la vida, tendrá que formar equipo con otro animal del que todos tienen prejuicios, pero hacen de esto la base de la película en un error claro a mi parecer.


Pero lo perdono por la historia que cuentan, que es algo novedosa, ya que se trata, aun de forma infantil, de un caso policial y una investigación a seguir. Elementos policíacos y trama de detectives, seguimiento de pistas y demás, que son efectivas, curiosas y cuyos giros, aun siendo bastante obvios, no dejan de funcionar y ser coherentes con la historia y el mundo que han ido contando desde el principio. Pero volvemos a lo que da nombre a este apartado: el humor. Tiene sus momentos, sí, pero no son lo que uno espera. Recurren en más ocasiones al chiste fácil que al pensado y elaborado y las primeras veces y alguna que otra, sorprenden, pero hay otras donde se ve claramente un intento fallido de risa fácil. Quizás sea como me pasó al ver "La gran apuesta", donde nos vendieron una cinta satírica con ironía, guasa y humor y luego nos encontramos una cinta demasiado técnica. Aquí pasa lo mismo, pero a otros niveles.

Pero en general, es una trama sencilla, que convence y agradable, con sus momentos pastelosos, odas a la amistad, crueldad, prejuicios y demás elementos que hacen de la trama algo disfrutable en cierta medida.

Una ciudad con vida propia y unos personajes secundarios excepcionales maquillan la película haciendo que merezca la pena verla aunque sea por dos o tres momentos geniales.


Un aspecto que me gustaría destacar es, que el nombre de la película es perfecto. Zootrópolis es, a fin de cuentas, el protagonista absoluto de la película. Tiene vida propia, como Gotham u otras ciudades del mundo del cine. Sus habitantes, su forma de vida, sus barrios, su gente, dotan a la película de un aire especial que la rodea durante sus 98 minutos de duración. Vemos cada rincón de la ciudad y lo que esconde, que tipo de gente vive en cada lugar y como reaccionan sus habitantes a ciertos momentos más delicados durante la película. Sin duda, uno de los aspectos que más me han gustado.


Pero sin duda, lo que se lleva la palma, son sus personajes secundarios. Si bien el dúo protagonista funciona bien, con una conejita y un zorro obligados a aparcar sus diferencias y utilizando juntos sus recursos para resolver el caso, son los personajes ocasionales los que más sonrisas me han sacado durante la película. Los perezosos ya vistos en los trailers son sencillamente geniales, los policías formados por elefantes, toros, leones y demás son también interesantes pero, sin duda, lo mejor de la película han sido los pequeños roedores mafiosos. No os cuento más para cuando veáis la película, pero hay dos o tres momentos protagonizados por esos pequeñines que son para no parar de reír.

No me quiero extender más, por lo que os invito a verla y a juzgar por vosotros mismos. Se trata de una película algo pretenciosa, que no ha sido el boom que yo esperaba, pero que sin duda se disfruta fácilmente y te hará pasar un rato agradable.

Aquí os dejamos el trailer:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta