viernes, 4 de marzo de 2016

The Boy (2016)

En Memorias de un cinéfilo nos gusta ver todo tipo de películas y el género de terror no va a ser una excepción. Hoy os traemos "The Boy", una película protagonizada por la conocida Lauren Cohan, protagonista en"The Walking Dead". ¿Unos padres paranóicos con un niño de juguete? ¿O hay algo más que esconden? La película tiene una interesante premisa pero falla estrepitosamente en su ejecución, quedando relegada a película de terror olvidable con sexy protagonista. 


El género de terror está de capa caída. Existen excepciones como la sorprendente "It Follows" o la consolidada "Expediente Warren" pero son muchos los que tratan de realizar películas que asusten al espectador fracasando estrepitosamente en el intento. Nadie ha sabido seguir el ritmo creado por John Carpenter (Saga Halloween) o Wes Craven (Scream, Pesadilla en Elm Street) y últimamente este género se ve relegado a Remakes de sagas de éxito, pero sin la chispa de las originales y de vez en cuando, películas originales, pero igualmente, sin ese efecto en el espectador de verdadero terror o angustia.



La que os presentamos hoy es otra de esas cintas olvidables, pero no por repetitiva o desfasada, si no por una ejecución a la que podrían haber sacado muchísimo más partido de lo que han hecho, porque la idea es buena. The boy nos contará la historia de Greta, una niñera que tras una mala experiencia se muda a Inglaterra a trabajar como niñera. Esta se sorprende al ver que el niño de su nueva familia es en realidad un muñeco de tamaño real. Tras incumplir una lista de estrictas reglas, eventos inquietantes le harán creer que el muñeco está realmente vivo. Está dirigida por William Brent Bel (Devil Inside) y protagonizada por Lauren Cohan (The Walking Dead) y Rupert Evans (Agora).

La película tiene un problema grande y es que no han tenido ideas suficientes para meter momentos de pánico, tensión y sustos por lo que se pasan más de la mitad de la película presentandonos a los personajes e indagando en el escepticismo, dejadez o como lo queramos llamar, de su protagonista tomandose a broma el tema de tener que cuidar de un muñeco. Toda esa parte, que nos ocupa más de la mitad de la película, apenas tiene algún momento de tensión que encima se genera por la banda sonora, por lo que nos encontramos una película de terror donde los primeros 50 minutos son acerca de una chica que flirtea con el hombre que hace la compra, hablar con su amiga y bebe vino.

Película floja que tarda demasiado en arrancar y con los personajes más clichés de todo el cine de terror.

La película remonta un poco a partir de ahí para volver a perderse por el camino en su final, que recurre a un desencadenante ajeno, el cual se ve venir desde el principio y que acaba por conseguir que la película sea un cliché absoluto, con un final sin tensión ninguna, sin emoción y predecible. La película tiene sus momentos, pero son dos contados y no son tan impactantes como para inclinar la balanza un poco más a su favor.

Los personajes son el tipo estandar de cualquier película: tenemos a Lauren Cohan como Greta, la chica guapa que ha tenido problemas y quiere empezar una nueva vida. Luego tenemos al típico hombre de los recados, que intenta ser gracioso para flirtear y que acaba metido en todo el entramado y finalmente tenemos a los miteriosos padres del muñeco, temerosos, que deciden abandonarlo todo para no sufrir más. El muñeco debo decir que si, en apariencia es ciertamente inquietante pero no llega a ser aterrador, aunque seguramente tampoco lo pretenda. Se trata, en definitiva, de una película más que acabará quedando en el olvido.

Aquí os dejamos el trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta