jueves, 21 de enero de 2016

"The Imitation Game (Descifrando Enigma)" (2014)

El próximo 28 de febrero se celebrará la próxima gala de los Oscar y para ir abriendo boca, os traemos hoy una nueva entrada con una de las películas más nominadas de la gala de 2015. Se trata de la ganadora del Oscar a mejor guión adaptado: "The Imitation Game", en España presentada como "Descifrando Enigma".


Se trata de un biopic (o película biográfica) que se centra en la figura de Alan Turing, genio matemático que fue reclutado por el Gobierno británico junto con otros intelectuales del momento para conseguir descifrar la máquina nazi de mensajes secretos Enigma. La cinta versa sobre los recuerdos que Turing tiene sobre su época en Bletchley Park desencriptando códigos alemanes, historia que conocemos debido a que es sometido a un interrogatorio por dos policías que le investigaban por extraña conducta y la posibilidad de que fuera un espía soviético.
El reparto de la película lo componen nuestro querido y venerado Benedict Cumberbatch ("Black Mass", saga de "El Hobbit", "War Horse", "Sherlock") en el papel de Alan Turing; Keira Knightley ("Everest", "Begin Again", saga de "Piratas del Caribe") como Joan Clarke, amiga de Turing y su exprometida; Charles Dance ("Game of thrones", "Drácula Untold") como Alastair Denniston, jefe de Turing; Mark Strong ("Mindscape", "Kingsmen: Servicio Secreto") como un alto cargo del MI6 británico. Completan el reparto Matthew Goode ("Watchmen"), Allen Leech ("Downtown Abbey") y Rory Kinnear ("Spectre").

 
La película "The Imitation Game" no es para nada una película de acción ni destaca por su grandiosidad respecto a efectos visuales. Nos encontramos con película genial, que hace buen uso de los flashbacks, y que viene cargada de emociones de todo tipo. No se trata solo de como Turing y su grupo de cerebritos llegaron a salvar la vida de millones de personas, sino de algo que va mucho más allá. El director de la cinta, Morten Tyldum ("Headhunters"), nos ofrece un retrato más intimista de la vida del matemático, y no solo por su presente como descifrador, sino por su triste pasado y su dramático y decepcionante final; nos presenta al humano que hay detrás de la figura de héroe de Turing.
Y digo final decepcionante no porque el final de la película no me gustara, sino porque Alan Turing no tuvo un final digno de la talla de un héroe que marcó con su inteligencia un antes y un después en la Segunda Guerra Mundial. Turing fue acusado de conducta indecente en 1952 por ser homosexual (en aquella época ser homosexual estaba considerado como una ofensa criminal contra el Reino Unido). Se le dieron las opciones de ir a la cárcel o someterse a un tratamiento de castración química; Turing eligió el segundo para poder continuar con su trabajo, pero el tratamiento químico pudo con él y sus ganas de vivir, y en 1954 se quitó la vida envenenándose con cianuro.
El gran camaleónico de Benedict roba toda la atención de los espectadores. Como siempre, ofrece una interpretación magnífica y más que impecable de su personaje, con planos en los que muestra la confusión, el miedo, la inseguridad, la arrogancia o la vulnerabilidad del personaje con apenas una mirada. Este papel solo hace acrecentar la imagen de Cumberbatch como uno de los mejor actores de su generación, y que sin duda, no decepcionará tan fácilmente. Sobre todo consigue arrancar alguna que otra lagrimilla hacia el final de la película (aviso a navegantes: tener dos o tres cleenex a mano). Intenso, increíble y emocionante. Keira en su papel de amiga y confidente de Alan también logra hacernos llegar su interpretación, y sentir la empatía que sintió ella al estar con Turing hasta el fin de sus días.
Mencionar que junto con el gran reparto y guión de la historia, la banda sonora de Alexandre Desplat casa a la perfección, dejándonos temas muy buenos como "The imitation game" o "Alan Turing's legacy". Brillantes ambos.
"The Imitation Game" estuvo nominada a 8 premios oscar: Mejor película, mejor director, mejor actor (Benedict Cumberbatch), mejor actriz de reparto (Keira Knightley), mejor guión adaptado, mejor diseño de producción, mejor montaje y mejor banda sonora (Alexandre Desplat).
Por último, me gustaría hacer una referencia a una de las líneas de guión del personaje de Christopher Morcom, quién fue el gran amor de la juventud de Turing y que marcó su vida para siempre:
"Sometimes It's the very people who no one imagines anything of who do the things no one can imagine"
(Algo así como: A veces es la gente de la que no imaginamos nada la que hace lo que nadie puede imaginar"). Una simple frase que Alan jamás olvidará, como tampoco hizo con Morcom.

En definitiva, os traemos una película que explora la figura de un hombre que marcó el devenir de la Segunda Guerra Mundial, en la que lejos de ser un thriller sobre como fue posible vencer a Enigma, se nos presenta a un Alan Turing humano, que sufrió en su juventud y que sufrió siempre en silencio por su propia naturaleza, algo que al final terminó por costarle la vida, una injusticia que jamás podrá ser resuelta. ¡¡LARGA VIDA A ALAN TURING!!
Aquí os dejamos el poster con algunas de las opiniones:
Y el tráiler de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta