sábado, 22 de julio de 2017

Dunkirk (2017)

Vuelve uno de los directores más polémicos del panorama actual. Odiado por muchos, venerado por otros, Christopher Nolan nunca deja indiferente a nadie. Esta vez se ha atrevido con un género nuevo hasta ahora para él. Hablamos del género bélico. ¿Habrá conseguido crear una película atractiva, intensa y sobretodo, buena?



La película está dirigida por Christopher Nolan (Interstellar) y protagonizada, entre otros, por Tom Hardy (Locke), Mark Rylance (El puente de los espías), Kenneth Branagh (Harry Potter y la cámara secreta) y Cillian Murphy (Batman Begins) entre muchos otros. Se traa de una película bélica sobre la evacuación de Dunkerque (Francia), durante la II Guerra Mundial (1939-1945). En 1940, ante el avance de las tropas nazis, más de 300.000 soldados fueron evacuados a Gran Bretaña desde las costas francesas, en todo tipo de embarcaciones.


Pues bien, estamos ante la cinta más "visual" de Nolan. Una obra que no necesita de fuertes diálogos para mostrar o contar, pues una imagen vale más que mil palabras. La película es una muestra constante de poderío narrativo, de fuerza, garra y tensión y en esta ocasión Nolan no decepciona y, sin llegar a cotas tan altas como pudo alcanzar en "Origen" o "The Dark Knight", nos regala una de sus mejores películas.

Reconozco que tenía algo de miedo, pues con apenas una hora y cuarenta y cinco minutos, se trata de la cinta más corta de su filmografia, tras "Following", pero esta vez, me tengo que tragar mis palabras, pues en ese tiempo se condensa acción, fuerza, corazón y sentimiento. El contar tres historias simultáneas que acaban cuadrando y cruzándose es todo un acierto, pues nos permite conocer a varios personajes en diferentes situaciones y no hace que la narrativa se haga pesada o monótona, más bien al contrario, los cambios de secuencias y el no alargarse en exceso con las tramas, permite un ritmo ágil y muy entretenido.


El reparto está espléndido, con una coralidad que no veíamos desde "Origen" que le sienta a las mil maravillas y donde Mark Rylance se lleva la palma, con una actuación sobria y entrañable, El reparto joven no desentona para nada, de hecho es uno de sus puntos fuertes y la polémica elección de Harry Styles no resta a la película. El chico cumple, sin brillar, pero cumple. Tom Hardy en su pequeño pero importante papel está como siempre y el resto de actores dan lo exigido y un poco más, consiguiendo con sus actuaciones una cinta dramática pero esperanzadora a la vez.

Visualmente es una delicia, con una fotografía cuidada y un diseño de producción cuidado al detalle. Aquí no había ninguna duda y la película cumple con creces. La BSO de Hans Zimmer consigue añadir ese contrapunto de épica y tensión con heroicidad que hace aún más redonda al filme y que termina de elevarlo como una de las mejores cintas del presente año y, sin duda alguna, de la carrera de este polémico director, que cuenta con tantos admiradores como detractores.

Mi nota es de: 8/10

Aquí tenéis el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta