domingo, 29 de enero de 2017

Múltiple (2017)

Vuelve M. Might Shyamalan con una película cuya premisa es verdaderamente interesante: un hombre con 23 personalidades. Tras "La visita", ¿Cómo será la vuelta al cine del director de obras como "El protegido" o "El bosque"?



Dirige M. Night Shyamalan (La visita) a James McAvoy (X-Men: First Class), Anya Taylor-Joy (La bruja), Betty Buckley (El incidente) o Jessica Sula (Skins) entre otros. La película nos narra como Kevin posee 23 personalidades diferentes y este, obligado a raptar a tres chicas adolescentes encabezadas por la decidida y observadora Casey, lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que las paredes de sus compartimentos mentales se derrumban.

Todos conocemos a M. Night Shyamalan. Sabemos su peculiar forma de generar situaciones incomodas, terroríficas y hasta humorísticas. A unos gustará más y a otros menos, lo que está claro es que sus películas no dejan indiferente a nadie y Múltiple es una buena prueba de ello. Lo que nos ofrece en esta cinta no es una película de terror al uso ni mucho menos, es un thriller psicológico donde los traumas pasados son el hilo conductor de todo lo que el filme va desarrollando y desencadenando. Una visión de como puede afectar a cada persona según que situaciones vividas y de que forma lo exterioriza.

En esta ocasión, la historia a contar es interesante y el único problema que encuentro en el filme y que no la hacen una cinta redonda, es su inestabilidad de ritmo en algunos tramos de la cinta. Si bien empieza con agilidad, destreza y sensatez, en su segunda mitad sufre un pequeño bajón, que si bien en otras películas sirve para ahondar más en la mente de los personajes y conocerles más, en esta ocasión tan sólo sirve para sacar un poco al espectador del filme, ya que toda la cinta es un constante desarrollo de sus dos personajes principales. 


Aún así, el primer tramo y su último tercio son verdaderamente entretenidos y dignos del mejor Shyamalan y es cierto que hay un par de escenas que son verdaderamente sublimes. A destacar el trabajo de McAvoy, quien interpreta con solvencia todas y cada una de las diferentes personalidades que posee Kevin, con momentos ciertamente memorables que se quedarán grabados en la mente del espectador. Anya Taylor- Joy sorprende con un papel interesante y traumatizado por el pasado y nos brinda una más que correcta actuación y el resto de secundarios cumplen con su papel y son convincentes.

Se trata, en definitiva, de una película muy Shyamalan, que encantará a sus fans y gustará al público general, aunque no es una película que quedará para la historia, entretiene.

Mi nota es de 6,5/10

Aquí tenéis el trailer:

2 comentarios:

  1. Coincido plenamente con tu opinión, aunque tu nota me desconcierta. No son cosas a las que eche cuentas porque soy plenamente consciente de que, para gustos, hay colores y no me dejo llevar por ello ya que la subjetividad siempre cuenta. Para mí, es de sobresaliente.

    McAvoy está verdaderamente sublime. Sus expresiones faciales son extraordinarias.

    Como siempre, una gran reseña, pese a que se quede como una película entretenida al uso.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este tipo de películas no son mi fuerte pero me la apunto por si acaso :)

    ResponderEliminar

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta