jueves, 10 de noviembre de 2016

Ouija: El origen del mal (2016)

Volvemos con otra película de terror, esta vez una precuela de la fatídica Ouija (2014). ¿Será esta una de las buenas películas de terror del año como "Nunca apagues la luz"? ¿O se quedará en el saco de las aberraciones infumables como "Blair Witch? Esta es una película mucho mejor que su continuación, pero que podría haber sido mucho más. 



Esta vez, dirige la película el director de las aclamadas "Oculus" o "Absentia", Mike Flanagan, que se rodea de un reparto compuesto por Annalise Basso (Oculus), Elizabeth Reaser (Amanecer: Parte 2), Henry Thomas (Leyendas de pasión) y Lulu Wilson (Libranos del mal). La película nos cuenta como una joven usa la ouija imprudentemente para intentar contactar con su padre recientemente fallecido. Ella y su grupo de amigos deberán enfrentarse a sus peores temores cuando despierten a un ser maléfico procedente del otro lado y al que solo ellos pueden devolver a su origen.


Nos encontramos con una película muy sólida en cuanto a estructura, que trata de tomarse en serio mediante a si misma y que, lejos de buscar una historia típica adolescente, opta por un drama familiar, lo que añade algo de interés y consigue crear un guión y trama con cierta coherencia dentro de lo fantástico e inverosímil del género. Flanagan se molesta (quizá en exceso) en que conozcamos bien a los personajes y en que sean bien definidos, sacrificando algo de ritmo en la historia, que tarda demasiado en empezar.

El filme no opta tanto por el susto, sino por crear pequeñas situaciones que pongan nervioso al espectador y lo consigue gracias a una estupenda Lulu Wilson. La pequeña actriz sabe que expresión poner en cada momento para ponerte nervioso y hacerte sentir incómodo y la "caracterización" utilizada ayuda bastante, siendo una de las grandes bazas de la película.


Además, la cinta utiliza detalles de la película de 2014, que nos hacen recordar que se trata de una precuela, algo que si bien no es de gran importancia, es un detalle y es una muestra de que su director y guionista se han molestado en ello. La fotografía, el estilo vintage de los personajes y los juegos de sombras, luces y música, aportan bastante a el conjunto que, como he comentado al principio, podría haber dado más de si debido a que tarda demasiado en arrancar, es lenta en ocasiones y cuenta con un final que personalmente, no me ha convencido en absoluto.

En conclusión, película más sólida que su predecesora, hecha con más ganas e ingenio, pero que utiliza más tiempo de lo debido en la presentación de personajes e historia, siendo únicamente su último tramo el que contiene algo de terror, exceptuando algún momento de su primera mitad.

Mi nota es de un 6, que ya es más de lo que se han ganado el 90% de películas del género últimamente.

Aquí tenéis el tráiler:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta