jueves, 8 de septiembre de 2016

No respires (2016)

El pasado 2 de Septiembre se estrenaba en España la última cinta de Fede Álvarez. No respires ha cosechado numerosas críticas positivas y la reacción del público ha sido generalmente positiva. Pero, ¿es tan buena como se ha dicho? ¿Se merece todas las alabanzas que está recibiendo? Vamos a debatir un poco.



Dirigida por Fede Álvarez (Evil Dead) y protagonizada por Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Evil Dead), Dylan Minnette (Pesadillas) y Daniel Zovato (It Follows), la película nos cuenta cómo unos jóvenes ladrones creen haber encontrado la oportunidad de cometer el robo perfecto. Su objetivo será un ciego solitario, poseedor de millones de dólares ocultos. Pero tan pronto como entran en su casa serán conscientes de su error, pues se encontrarán atrapados y luchando por sobrevivir contra un psicópata con sus propios y temibles secretos.


En efecto, el título le viene que ni pintado a la película, pues creo que su función principal, que es la de generar verdaderos momentos de tensión en los cuales incluso el espectador deje de respirar, está más que conseguida. Es muy interesante la premisa de la película y por tanto, el desarrollo de la misma huye del convencionalismo del género y trata de ofrecer algo distinto. Los personajes (sobretodo el de Jane Levy) son introducidos de una forma breve pero más que suficiente. Conoces sus motivaciones para hacer lo que hacen y sus personalidades, todo ello es mostrando con imágenes, no con meras conversaciones que podrían hacerse aburridas y monótonas.


El desarrollo de la película sigue su curso de forma muy solvente, con momentos donde se pasa mal en un clima de tensión y agobio que consigue transportarte a esa casa y sintiendo el pánico de los personajes en ciertos momentos. La historia tiene algún giro de guión bastante interesante aunque poco duradero y aquí viene mi principal problema con esta película: parece que nunca acaba.

Se trata de una película de 88 minutos de duración, los cuales me parecieron 120. Reconozco que en ocasiones me gusta eso de que parezca que la película vaya a acabar y de repente ocurra algo inesperado, un giro que alargue la trama y la complique más. En el caso de esta película, esto ocurre en tres ocasiones, haciendo que ya la tercera sea aburrida, previsible y muy surrealista. Los últimos 15 minutos los hubiera cambiado por más peso en el nudo de la película, un segundo acto tan corto como potente, el cuál hubiera sido mucho más redondo con un final más sencillo precedido por más momentos como los que tiene el segundo tercio de la misma.


El resto de elementos de la película funcionan a las mil maravillas, con un Stephen Lang en un papel creo que bastante complejo del cuál sale bien parado. Es creíble, terrorífico y con una mente perversa. Tanto Levy como Minnette están correctos, sobretodo la primera ya que Minnette no es santo de mi deboción, debido a que no transmite practicamente nada con sus gestos. La banda sonora opta por mezclar momentos de silencio absoluto para generar tensión con un sonido potente y estridente, perfecto para la ocasión. La iluminación y la ambientación son el resto de elementos que se funtan para montar este espectáculo para los amantes del género, que seguro estarán contentos con el resultado final.

En definitiva, estoy contento con el cine de terror de este año. Está subiendo el nivel general del género y nos está ofreciendo cosas distintas. En esta ocasión, que estiren demasiado el final de la película me hace bajar algo mi nota a una película con un buen desarrollo y que su objetivo principal lo consigue sin dudas.

Mi nota es de: 7

Aquí os dejamos el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta