lunes, 26 de septiembre de 2016

Cazafantasmas (2016)

En la era de los reboots, los remakes y las secuelas, es normal que muchas de ellas no queden exentas de polémica, cuando algunas de sus decisiones no han sido del agrado del público en general. Mucho se ha hablado de este remake de las Cazafantasmas, protagonizado por mujeres, en general para mal,incluso antes de su estreno, pero, ¿Es realmente tan mala como dicen? ¿Se puede salvar de la hoguera? Hoy traemos nuestra opinión sobre Cazafantasmas, posiblemente una de las películas más polémicas del año.



Dirigida por Paul Feig (Espías) y con un elenco protagonista con nombres como Melissa McCarthy (Tammy), Kristen Wiig (The Martian), Leslie Jones (Y de repente tu), Kate McKinnon (Hermanísimas) o Chris Hemsworth (Thor) entre otros, esta película sirve como reinicio del clásico de los ochenta, donde veremos como, tras el escape de numerosos fantasmas por las calles de Nueva York, un grupo de mujeres apasiondas de lo paranormal, decide montar un equipo para darles caza.


Antes de nada, debo decir que no recuerdo nada de las películas originales, con lo que al ver esta película llegaba sin poder establecer una comparación entre las antiguas y esta nueva versión, por lo que analizaré la misma sin perjuicios ni comparaciones, simplemente por lo que cuenta la misma. 

En general, se trata de una película simpática, que pretende ser amena y divertida y lo consigue...a ratos. El primer tercio de la película funciona, con algunos chistes que si bien no te harán reirte hasta la saciedad, si llegan a sacar alguna carcajada al espectador. Sencillo y eficaz, me gusta. Pero en su parte central es donde la película no termina de arrancar. No se termina de encontrar a si misma, el humor deja de funcionar y se pierde esa fluidez que sí había durante el primer tercio de la misma. Noo sabe hacia donde tirar, si 100% hacia el humor o al entretenimiento de acción palomitera, quedandose en un punto medio que no la termina de ayudar, porque ni es realmente graciosa, ni entretenida.


Pero durante su tramo final remonta y recupera parte de lo perdido. Visualmente divertida, nos encontramos con la batalla contra el final boss y centenares de fantasmas purulando por la ciudad. Sin duda es la parte más entretenida y amena de todo el filme, con acción, ritmo y volviendo al tono establecido en los primeros compases de la película.

Como conjunto y el resultado es una película pasable, de estas de ver y olvidar a los cinco minutos. Simpática pero quedándose a un escalón de poder haber sido algo mucho más redondo, elaborado y divertido. Demasiada autoparodia en ocasiones, tan sólo la mitad de los chistes funcionan y su segundo tercio carece de la chispa necesaria, llegando a aburrir por momentos, algo que no se puede permitir ningún blockbuster, donde hay acción, humor y fantasmas.

De los personajes, Melissa McCarthy resulta demasiado forzada a intentar ser el alivio humorístico de la película y  no está a la altura, siendo el personaje de Wiig el que más me llama la atención y el que más me interesa. Es el que más capas tiene y en el que más se profundiza, cuando en una película coral, echo en falta algo más de equidad entre las protagonistas. Eso sí, el cuarteto intenta rebosar vitalidad y energía a su manera, intentando generar un ambiente de buen rollo, alegría y desenfado que, cuando el guión lo permite, le sienta a las mil maravillas a la película. El personaje de Chris Hemsworth funciona como la película: entretenido en la primera y última parte de la película y totalmente prescindible el resto del metraje. Esperaba menos protagonistmo del mayor de los Hemsworth y le hubiera venido mucho mejor, puesto que acaba agotando y cansando ese exceso de parodia en un personaje que podría haber sido un alivio cómico puntual y fresco, pero que acaba siendo algo cansino.


Se trata, en definitiva, de una película normal, pasable. Ni se merece el vapuleo de muchos que ni tan siquiera la han visto, ni tampoco es una película acertada y redonda. Un blockbuster de para ver, pasar sin pena ni gloria y apagar la televisión para no volverla a ver. ¿Compro una secuela? Quizás, pero no la espero con demasiadas ganas. Los cameos y pequeños papeles de viejos conocidos son otro punto a destacar de la película.

Mi nota es de 5,5

Aquí tenéis el trailer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta