viernes, 12 de agosto de 2016

La Cumbre Escarlata (2015)

No todas las películas de terror tienen que dar repelús, ser gores o hacer que uno se tape los ojos, y del Toro lo demostró con su cinta: La cumbre escarlata. El director mexicano consiguió aunar la retorcida belleza del terror con una ¿bella? historia de amor, además encajarlo todo en un ambiente gótico que parece estar sacado directamente de la mente de Tim Burton.

La Cumbre Escarlata (Crimson Peak) está dirigida por el más que conocido Guillermo del Toro, a quién no se le puede negar que tiene una mente privilegiada a la hora de crear monstruos y pura ficción. Además de director y productor, del Toro también ejerce como guionista, lo que ya promete una buena dosis de fantasía y excentricidad que en este caso vienen a estar a la par con las que Tim Burton nos ofrece en sus películas. Mia Wasikoska (Alicia a través del espejo), Tom Hiddleston (Kong Skull Island), Jessica Chastain (The Martian) y Charlie Hunnam (King Arthur: Legend of the Sword) son los protagonistas de la cinta, entre otros.

Edith (Wasikoska), joven escritora e hija de un hombre de negocios adinerado verá como su vida da un vuelco tras conocer a un misterioso caballero inglés, Thomas Sharpe (Hiddleston), de quién se enamora profundamente. La chica tendrá que lidiar con la inicial desaprobación de su padre hasta que éste muere en extrañas circunstancias tras conocer cierta comprometedora información sobre el pretendiente de su hija; éste hecho favorecerá su matrimonio con Sharpe y la llevará hasta la Cumbre Escarlata, un páramo de Inglaterra alejado de toda vida humana donde además tendrá que convivir con su fría cuñada, Lucille Sharpe (Chastain) y los fantasmas que habitan la Cumbre.
Cuando vi el tráiler de la película me entró curiosidad por ir al cine a verla únicamente por su aparente belleza. Por supuesto el argumento me parecía interesante, pero realmente fue el ambiente de fantasía gótica megarecargada al estilo Burton (se que es la tercera vez que hago esta referencia, pero es que es inevitable no hacerle mención) lo que me animó a visionarla. Sin embargo, algo en mi interior me decía que el "terror" en este caso iba a estar justificado por el hecho de que la historia se desarrollaba en una casa encantada y no iba a sorprenderme. Bien, tuve que tragarme mis palabras, pues salí del cine bastante satisfecho con el resultado.
La trama está bastante bien construida y estructurada, lo que hace que el ritmo no caiga en ningún momento y haya una tríada bien equilibrada de suspense-terror-romance, sin caer en pastelada. Desde que aparecen los personajes de Hiddleston y Chastain ya se intuye que algo turbio ocurre con ellos, y que el personaje de Wasikoska y sus allegados serán quiénes paguen las consecuencias. Esto hace que durante toda la película se mantenga el suspense y el misterio hasta un final bastante trepidante y lleno de emoción. De los actores, me quedo con las interpretaciones de Tom Hiddleston y Jessica Chastain, que no paran de hacer películas y nos dejan siempre con buen regustillo. Hiddleston mantiene la duda sobre sus intenciones durante toda la cinta sin saber muy bien que pensar de su personaje, algo que no impide que empaticemos con él y que le da bastante dinamismo; y Chastain, cuyo personaje presenta una doble personalidad entre una mujer fría e inestable, y mujer elegante y poderosa dispuesta a todo por alcanzar su objetivo, acapara la atención del espectador y es quién impone el verdadero suspense y terror. En cuanto a Wasikoska, aun siendo la protagonista, su personaje se me hace muy repetitivo, muy en consonancia con el de Alicia (2012 y 2016) o el de Albert Nobbs (2011).
No soy partidario de destripar las películas, y más si éstas guardan secretos desde el principio, por tanto no quiero entrar a trapo con los giros de la trama, pero sí puedo decir que no todo es lo que parece, y por lo menos a mí (y a unos cuantos más en el cine) se nos escaparon expresiones de sorpresa al descubrir el retorcido pastel que se estaba preparando. Un guion estupendo y muy bien conseguido, sin agujeros y coherente hasta el final; se entiende, lo que es importante y hace de ésta una película redonda. ¿Da miedo? Bueno, hay sustillos y varias escenas que presagian un buen bote en el asiento, pero diría que hay incluso más tensión e imprevisibilidad en las escenas que involucran a las dos protas femeninas. Pero no se puede negar la atmósfera de terror que rodea a los personajes, y más con ese toque Timburtonlesco que caracteriza a la película y que acaba sugestionando sí o sí.
En resumidas cuentas, La cumbre escarlata nos muestra como el terror, la fantasía y el amor pueden convivir en una misma película sin ser un epic fail. Bravo del Toro.

Nota: 7.5/10
Aquí os dejamos el tráiler:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta