domingo, 19 de junio de 2016

Expediente Warren: El caso Enfield (2016)

Hacer un cine de terror en condiciones es una de las tareas más peliagudas a día de hoy en el mundo del cine, por lo que si viene alguien y lo hace de forma extraordinaria no una, sino dos veces, es digno de elogio. James Wan lo ha vuelto a conseguir y nos trae una secuela que está a la altura de la primera e incluso mejora en ciertos aspectos a su predecesora. Expediente Warren: El caso Enfield, es sin duda alguna, una más que buena secuela y otra de las mejores películas del género.



Dirigida por James Wan (Expediente Warren) y protagonizada por Vera Farmiga (El juez), Patrick Wilson (Watchmen), Frances O´Connor (The Hunter) o Madison Wolfe (Joy) entre otros, esta secuela traslada a la pantalla otro caso real de los expedientes de los renombrados demonólogos Ed y Lorraine Warren. En este caso ambos viajarán al norte de Londres para ayudar a una madre soltera que tiene a su cargo cuatro hijos y que vive sola con ellos en una casa plagada de espíritus malignos.


Entrando en materia, se trata de una película que te atrapa desde el primer momento, te mantiene pegado al sillón en tensión pero que también te deja momentos para conocer más a los personajes, desarrollarlos en cierta medida, rebajar un poco la tensión y ofrecer algún que otro momento de humor para descargar la tensión, pero que rápidamente vuelve a llenarse, pues la angustia, sustos y tensión están presentes en todo momento durante sus poco más de dos horas de duración (todo un mérito también, pues a día de hoy casi el 90% de películas del género duran hora y media como mucho y ya se hacen pesadas).


Sin duda alguna esta película utiliza mejor los momentos de tensión, sobretodo en las escenas nocturnas, más que recurrir a los sustos y sobresaltos, que también tiene y muy buenos. Saltarás del asiento en más de una ocasión sin ninguna duda y lo pasarás verdaderamente mal viendo que pasa en cada momento. Además, la banda sonora acompaña perfectamente a la película y ayuda en gran medida a crear esa tensión e incluso los sustos, con unos acordes fríos que aparecen en el momento adecuado para ponerte los pelos de punta. Los espíritus que aparecen en la película dan verdadero terror, ya que están muy logrados y estoy seguro de que cuando los veáis en acción, lo pasaréis tan mal como yo.

En cuanto a la historia, genial una vez más. Se trata de uno de los casos, por no decir el más peliagudo al que se tuvo que enfrentar la familia Warren. Durante la película se toman el tiempo suficiente para preparar el terreno hasta la llegada de los Warren, que se produce más bien tarde, ya que tienen sus propios problemas. Y es que Wan consigue hilar y unir de forma magistral dos historias propias, darle el tiempo en pantalla preciso a cada personaje e incluso elaborar pequeños giros de guión, dando forma así a esta genial película, que por otra parte esta interpretada de forma magistral. Vera Farmiga se come la pantalla en cada escena, mientras que la gran revelación es la joven Madison Wolfe, que tiene un papel verdaderamente complicado del que sale con un sobresaliente. Se trata, en definitiva, de una secuela de gran calidad que todos los amantes de la primera (y los que no también) deberían ver.

Mi nota es un: 8,5/10.

Aquí os dejamos el trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta