miércoles, 22 de junio de 2016

"El libro de la selva" (2016)

En la obstinación de la factoría Disney por revitalizar sus clásicos y darles algo de realismo, el 15 de abril llegó a los cines "El libro de la selva", el último de sus remakes y que, nada más lejos de la realidad, deja un muy buen sabor de boca.


Jon Favreau ha sido el encargado de traernos a la gran pantalla de nuevo la historia de Mowgli y, con una filmografía a la espalda que incluye entre muchos títulos Iron Man y Iron Man 2, la verdad es que ya la cosa prometía bastante. El cast no puede estar más repleto de estrellas de Hollywood: Idris Elba (UC Marvel), Bill Murray (Los Cazafantasmas), Scarlett Johansson (UC Marvel), Ben Kingsley, Christopher Walken (Hairspray) y Lupita Nyong'o (Star Wars: The Force Awakens), quiénes prestan sus voces al tigre Shere Khan, al bonachón de Baloo, a la sibilina y sensualmente retorcida (chistaco del día), Kaa; a Bagheera, el King Luoie y Raksha, respectivamente. En cuanto a Mowgli, Neel Sethi es el cargado de ponerle rostro al protagonista.

Y es que no podía ser de otra manera tratándose de un clásico - CLASICAZO mejor dicho - como el Libro de la selva. El reto no era fácil, pues muchas generaciones han crecido al son del "Quiero ser como tú", buscando lo más vital y olvidándose de las preocupaciones, y por tanto, había cierta presión en no pifiarla. Sin embargo, al igual que ocurrió con la cinta de la Cenicienta de  Lily James (Orgullo Prejuicio y Zombies), Cate Blanchett (Carol) y Richard Madden (Juego de Tronos); Disney ha conseguido lo que pretendía: recobrar la magia de la selva y hacernos disfrutar como enanos.
 
 
Hablar de la historia podría bien ahorrarse porque todo el mundo, o al menos prácticamente todo, la conoce. Para los no agraciados, tanto este film sigue las aventuras de un niño que queda solo en la selva y es criado por una manada de lobos y su protectora pantera Bagheera, hasta que el tigre Shere Khan hace acto de presencia y decide matar al chico por un fatídico pasado  en común. La huida de Mowgli le llevará a un viaje por la selva, haciendo amigos y enemigos, hasta el enfrentamiento final con el hambriento tigre.
 
 
Por un lado me gustaría destacar el cast que han elegido. El actor encargado de interpretar a Mowgli convence bastante y hace que te creas su papel, algo que por ejemplo con el Peter Pan que interpretó Levi Miller en Pan (2015) me costó más armonizar con sus versiones anteriores. Respecto al resto del reparto, lo único que nos queda son sus voces en la versión original, pero si hacemos un pequeño ejercicio mental y trasladamos sus personajes animados a personas reales, la verdad es que los actores encajan bastante en sus papeles.
 
 
Por otro lado, hay que hacer mención del CGI, prometo que hay algún plano con el que dudaba si era una imagen de verdad o creada por ordenador. Los que temáis al CGI, tranquilos, su inversión en ello ha sido tan grande que resulta  muchísimo más creíble que los enanos y los orcos de la última entrega de la trilogía del Hobbit.

De la banda sonora, decir que John Debney ha hecho un buen trabajo pero quizás debería haber usado más el theme de The bare necessities para hacerla más memorable.

En mi opinión es un ramke al que no se le puede pedir más, salvo una buena elección de actores (que la tiene) y una buena producción, en este caso con un CGI bastante creíble. Disney, bien hecho.

Mi nota para la película: 8.5/10.

Aquí os dejamos el tráiler:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta