jueves, 17 de marzo de 2016

El pregón (2016)

Ayer tuvimos la oportunidad de asistir al preestreno en los Cines Capitol de Gran Vía en Madrid, para ver esta comédia protagonizada por dos de los rostros más televisivos del momento y la verdad, no pudimos salir más satisfechos. Entretenimiento puro y duro con una historia ligera para pasar el rato hacen de El pregón, una película disfrutable y que sin duda te sacará alguna sonrisa.


La película nos contará la historia de dos hermanos, viejas glorias de los 90 con su grupo de música electrónica, que tras separarse y vivir su propia vida con más pena que gloria deberán reunirse para dar el pregón en su pueblo natal y así ganar un dinero extra que necesitan ambos, ya que no están pasando por su mejor momento económicamente hablando. Ellos pensarán que irán, darán el pregón y se irán en el mismo día pero lo que se van a encontrar es totalmente distinto.



Así se presenta esta película de humor dirigida por Dani de la Orden, director bastante joven pero que ya ha dirigido varias películas como "Barcelona, noche de invierno". El reparto está compuesto por algunos de los nombres más conocidos del panorama televisivo actual como son Berto Romero, quien ya ha participado en algunas películas importante como "Tres bodas de más" o la actual "Ocho apellidos catalanes" y el conocido por todos Andreu Buenafuente, quien sólo ha tenido roles secundarios meramente anecdóticos en películas como "Torrente 4" o "Anacleto: Agente Secreto". El rostro femenino de la película lo pone Belén Cuesta, quien ha participado en películas como "Intruders" o "Tenemos que hablar". El resto del reparto lo forman Jorge Sanz, conocido por todos en películas como "El lobo" o "Vivir es fácil con los ojos cerrados" y Goyo Jimenez, quien sólo ha aparecido en varias películas en calidad de cameo.

Película ligera con grandes toques de humor y una historia que no se complica la vida

 

Esto es, sin duda, lo que más se podría acercar a una definición corta de lo que es la película. Nos encontramos ante la típica historia de dos hermanos que por circunstancias de la vida se han separado y se odian pero que, después de todo, siguen siendo hermanos. Uno es limpiador de piscinas y tiene un hijo con su ex mujer, mientras que el otro es un intento de hipster metropolita que intenta parecer lo que no es. Son dos personalidades distintas que para la película funcionan a la perfección ya que suponen una antitesis que en clave de humor nos proporciona algunos momentos que sin duda, te sacarán una carcajada. El guión es bastante simple, pero lo suficientemente divertido para que esa simpleza se pase por alto y no traremos de buscar los peros o incoherencias, ya que se trata de una película que no busca ser nada más que un entretenimiento disparatado, una parodia de ciertos aspectos que están a la orden del día como la música comercial y este tipo de persona a la que interpreta Berto y que se expande entre la población. La fotografía está bien cuidada con algunos planos bastante buenos y las canciones son otro de los puntos fuertes de la película. Las coreografías, letras de canciones y videoclips son graciosas y todo lo que rodea al fenómeno del duo supergalactic es muy original.


El ambiente de pueblo, con sus cosas típicas, su gente de lo más variopinta con sus estereotipos y sus fiestas y celebraciones, están bien representados y adaptados a la película, en clave de humor y exageración, pero que en ningún momento se ve demasiado forzada o surrealista dentro del contexto de película de humor, sólo no necesario para provocar las situaciones divertidas que vivirán los protagonistas. Los momentos más cómicos no sólo recurren a humor negro o fácil y chisten obvios (que también y la verdad, funciona) sino que además las situaciones que se viven en la película hacen que pases más tiempo riendo que viendo la cinta. 

Es una cinta de humor y aunque meten un trasfondo algo más serio y menos cómico o gracioso, para dar un desarrollo y una motivación a los personajes, en ningún momento se hace pesada o descuadra, ya que su aportación es mínima y se reduce a escasos segundos pero que ayuda a comprender el porque de las acciones de nuestros protagonistas. Los giros de guión, por llamarlos de alguna manera, además de los momentos más serios o profundos, acaban girando y convirtiendose en momentos amables y divertidos, cumpliendo con el propósito general de esta película, que no tiene más pretensión que divertir un rato al espectador y que olvide sus problemas por un rato.

Dos actores que no son actores pero que cumplen y un reparto de secundarios muy acertado terminan de completar esta divertida y corta comedia

 

Se nota durante toda la película y no es precisamente ningún secreto:  Berto y Andreu llevan años trabajando juntos y su química y buen rollo en pantalla se nota. Si bien Andreu está quizás algo más comedido, debido a su corta o nula experiencia en protagonizar películas, está correcto y cumple, además de tener alguna escena en la que se luce algo más. Pero es, sin duda alguna, Berto Romero la estrella de la película. Cada vez se le ve más comodo delante de la cámara y se suelta más, dándonos los momentos más divertidos de la película. Su personaje de hombre urbanita, fanático de las redes sociales y del postureo, es interpretado con bastante naturalidad y nos dejará momentos verdaderamente divertidos. Se nota que no se dedican a ello profesionalmente, pero estos dos cumplen en sus roles y llevan el peso de la película con mayor o menor solvencia. 


Belen Cuesta es quizás, la más desaprovechada, ya que cuenta con el papel con menos peso de entre los cuatro protagonistas y está ahí por una razón que cuando la conocemos, no termina de convencer. Pero su actuación, dentro de las limitaciones del personaje, está correcta y cumple con lo que se la pide. Por otra parte, me ha alegrado volver a ver a Jorge Sanz. El papel le viene que ni pintado y aunque quizás es el que menos divierte durante la película, tampoco lo necesita, ya que su personaje es, por decirlo de alguna manera, el villano de la función. 

Se trata, en definitiva, de una película sencilla, sin pretensiones, hecha con cariño y donde sus actores se lo habrán pasado genial haciéndola, lo que hace que se note y todos la disfrutemos. No es la mejor película de humor que he visto, pero si ha conseguido sacarme unas cuantas carcajadas.

Aquí os dejamos el trailer:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta