viernes, 26 de febrero de 2016

La chica danesa (2015)

Hemos vuelto a realizar la encuesta de la semana (podéis ver aquí los resultados) y la clara vencedora ha sido "La chica danesa". Una de las candidatas a los Oscar donde sobresalen las actuaciones de sus protagonistas y que trata un tema tan delicado como la transexualidad, más concretamente, la historia de uno de los primeros transexuales de la historia.


Hoy os vengo a hablar de una de las películas más comentadas del año y que más premios está recibiendo, La chica Danesa. Esta cinta está dirigida por Tom Hooper, director de grandísimas películas como El discurso del Rey o Los miserables y que está protagonizada por Eddie Redmayne (La teoría del todo) y Alicia Vikander (Operación UNLCE), además de contar con unos secundarios como Amber Heard (Magic Mike XXL), Matthias Schoenaerts (De óxido y hueso) y Ben Whishaw (En el corazón del mar).

Se trata de un drama basado en la historia real de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener. La vida de este matrimonio da un giro de 180 grados cuando Einar sustituye a la modelo femenina que su mujer tenía que pintar. En ese momento, los retratos resultan ser un éxito y ella anima a su marido a adoptar una apariencia femenina. Lo que comienza como un juego lleva a Einar a una metamorfosis que ni el ni nadie se esperaba.

Podría resumir la película con una sola frase: La chica Danesa o como unas grandísimas actuaciones maquillan una película hecha con mucho cariño y cuidado, pero con unos fallos en la historia que no puedo pasar por alto. Estoy ciertamente decepcionado con esta película, ya que para ser sinceros, esperaba algo mucho mejor después de ver más y más críticas, leer que había sido nominada a los Oscars en varias categorías y que tenía unas actuaciones brillantes. Acudí a ver la película con muchas ganas y actitud positiva pero a los quince minutos ya me estaban empezando a rechinar cosas.




La película, para empezar, apenas nos introduce a los personajes, no les llegamos a conocer bien antes de que empiece a desarrollarse la trama de verdad, que es apenas a los diez minutos. Un hombre, que de repente por ponerse por encima un vestido, descubre al momento que quiere ser una mujer. Apenas han pasado veinte minutos y ya se ha llegado a la trama principal a fondo, no consigo comprender a los personajes en tan poco tiempo, no conecto con ellos, viendo simplemente dos actores que están de diez. Esto es así porque han querido contar quizás toda la historia, pero así lo único que han conseguido es contarla mal. Las reacciones de los personajes, en especial el de Gerda, me han despistado durante toda la película. Unas veces entiende a su marido, pero al día siguiente tiene una actitud totalmente diferente, para de nuevo, cuando tiene que pintar, decida aceptar la situación de su marido.

Tampoco me quedan claros los saltos temporales que dan, dejando ciertas circunstancias en el aire. Quizás sea una tontería, pero una simple escena de quince segundos, mostrandonos un paisaje otoñal que poco a poco comienza a nevarse, nos habría hecho una idea de que el tiempo está pasando, pero no es así y hay veces que me pierdo y no se si están en París, en Dinamarca o en el bar de la esquina. Cuando se produce la primera operación, me entero porque dice que la segunda es en unos días, por poner un ejemplo. No se siente que la historia esté bien hilada, es un recital de buenas actuaciones en un guión que flojea en algunos puntos (que no todos), pero que se hacen notar.

Además, hay un punto importante del protagonista que creo que no está bien contado o al menos no forma clara: intentan jugar con dos conceptos a la vez, que son el trastorno de su sexualidad y una doble personalidad. Que un hombre se sienta mujer no implica necesariamente que cuando se disfrace de mujer sea otra persona, tenga otra vida y luego se quite el disfraz y actue como si nada hubiera pasado. Si por lo menos en la película nos hubieran presentado mejor al personaje, mostrándonos que antes de ponerse el vestido, ya tenía esos cambios o luego en las visitas a los médicos se lo hubieran diagnosticado, habría quedado mucho más creible y todo mejor hilado. No siento que expliquen bien ese punto, que es uno de los más importantes, así como el tema de su orientación sexual, que si bien parece que tiende a la bisexualidad, luego fluctua entre varias posiciones sin dejar ninguna clara.


Pero no todo es malo, unas grandes actuaciones y el cariño puesto a la hora de filmar la película arreglan un poco este mar de dudas que me genera.

Acabando con lo malo, toca pasar a lo bueno que tiene la película. Para empezar, sus actuaciones son buenísimas, geniales, desde los proagonistas al menor de los secundarios. Todos hablan de Eddie Redmayne, que obviamente hace un papelón, mostrando que los papeles de personas vulnerables le vienen como anillo al dedo, aunque quizás sus expresiones me recuerden demasiado a las que se marcó en La teoría del todo. Pero quien de verdad está PERFECTA es Alicia Vikander, de verdad. Es quizás el único personaje por el cual en algún momento siento cierta empatía, la llego a comprender, su frustración y desolación. Sus miradas llenas de tristeza y lágrimas sin ciertamente desgarradoras. El resto de los personajes cumple bastante bien, brillando un poco más Matthias Schoenaerts, aunque Amber Heard sigue siendo mi debilidad.


El otro punto positivo es, sin duda, el cariño con el que está rodada la película. Las imágenes, la fotografía, la decoración, el vestuario, los pequeños detalles, están tan bien cuidados que da gusto. La película esta hecha con mucha sutileza, cariño, sensualidad en ocasiones y referencias visuales que sin contar nada, nos dicen mucho. Un claro ejemplo es la última escena, del pañuelo, que resume perfectamente la película: ahora es libre, ha vivido, por poco tiempo, pero la vida que deseaba y se ha dejado llevar. Ese tipo de referencias hacen que la película no sea un suspenso para mí.

Se trata de una película de la cual esperaba mucho más, pero que tampoco me ha resultado imposible de ver. Grandes actuaciones aveces no son suficiente y esta es, sin duda, mi mayor decepción del año. Nos vemos!

Aquí os dejamos el trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta