domingo, 28 de febrero de 2016

El viaje de Arlo (2015)

Hoy os traemos una película de animación para toda la familia como es "El viaje de Arlo", una historia de superación y vencimiento del miedo desde una curiosa perspectiva: la de un dinosaurio. Esta película de Pixar no pasará a la historia por su calidad pero si cumple con el su objetivo: entretiene a la vez que manda un mensaje. 


¿Qué hubiera pasado si el asteroide que cambió para siempre la vida en la Tierra no hubiese impactado en nuestro planeta?
¿Qué pasaría si los dinosaurios nunca se hubiesen extinguido? El viaje de Arlo nos traslada a un mundo donde el asteroide que terminó de forma dramática con los dinosaurios, pasa de largo. En esta situación, la vida de Arlo, un dinosaurio temeroso y asustadizo cambiará por completo cuando tenga que formar equipo con un humano para sobrevivir y volver a casa.

La película está dirigida por Peter Sohn (Monsters University) y cuenta con las voces de actores como Raymond Ochoa (Cuento de Navidad), Jack Bright , Jeffrey Wright (Saga Los Juegos del Hambre) o Frances McDormand (Fargo) entre otros. 

En cuanto a la película, soy de los que opinan que en general, todas las películas animadas, en mayor o menor medida, son aceptables, tienen en general un mensaje sencillo, una estructura sin complicaciones y unos personajes divertidos con los que el público, especialmente infantil, encajan a la perfección. Dentro de este amplio abanico, hay excepciones. con películas que son una maravilla, como la reciente "Del revés" o muchos de los clásicos Disney, pasando por otras películas que sin ser malas, pues quizás no tengan tanto nivel. Creo que la película que hoy nos atañe se encuentra en un cómodo punto intermedio entre estos dos extremos, siendo una película agradable para ver en familia pero que no calará en el espectador y seguramente una vez salga de la sala de cine, al cabo de unos minutos la olvide por completo.

Esto no quiere decir que sea mala en absoluto, de hecho a mi me ha gustado y entretenido. El problema es que no propone nada nuevo y toma bastantes referencias de otros clásicos animados. La historia de superación, de marcar su huella en la pared como símbolo de valentía y superación es buena idea y un hilo conductor bastante efectivo, pero la película tarda tanto en arrancar que no sientes que este todo bien cerrado. Por otra parte, utilizan un recurso, llamemoslo el "Efecto Mufasa" con el fallecimiento del padre y su posterior aparición motivacional para que el joven Arlo venza sus miedos. Ese intento de querer transmitir demasiado drama para una película infantil no es de mi agrado, prefiriendo un tono más alegre y otra motivación diferente a "mi padre está muerto, lo haré por el". Creo que para un niño el mensaje calará más hondo si la motivación es: voy a demostrarle a todos que puedo hacerlo, sin necesidad de que nadie muera para darme cuenta de las cosas. Estos son los puntos que menos me han gustado pero tiene otras cosas que si me han parecido buenas y que por eso hace que la película tenga mi aprobado.


Los personajes son entrañables, las situaciones de más humor están bien llevadas y las relaciones entre personajes llevadas de manera muy adecuada.

No todo es malo y aunque parezca que no me haya gustado nada la película, en realidad si, más de lo que aparenta. Y esto se debe a dos cosillas que me han gustado bastante:

En primer lugar, los personajes. Arlo me recuerda a muchos de nosotros de pequeños, con miedo a lo que hay fuera pero con unas ganas terribles de superarlo y demostrar a todos que vale. Pero es Spot, el niño cavernícola, el que se ha ganado mi ovación. Sin soltar una palabra en ningún momento, me creo más su historia y me llega más que la de Arlo. Esa escena de ambos representando a sus familias con palos y arena es lo mejor de la película y como este, solo tras la pérdida de sus padres, quiere hacerse amigo de Arlo, me ha parecido el mejor personaje de la película. Los personajes secundarios me han parecido correctos, el trío de los T-Rex ha estado bien y su segmento ha ayudado a Arlo a evolucionar durante la película y los villanos son bien presentados, con una motivación, simple, primaria pero efectiva y la familia de Arlo es la que cualquiera tendría: un padre protector, una madre coraje y unos hermanos toca narices. También me ha gustado bastante la relación odio-amor de Arlo y Spot, siendo este culpado al principio por Arlo de todos sus problemas para al final, quererle como a su propio hermano. Me ha parecido una relación muy bonita y más aún con ese final, doloroso pero necesario, donde cada uno toma su camino, llevándose consigo una bonita amistad.


El otro aspecto que me ha gustado es el contrapunto de humor y drama. Siendo una película para niños, estaba claro que habría situaciones humorísticas para sacar una carcajada a los más pequeños, pero no me parece que haya sido tirando de gags facilones, sino referencias sutiles que no te harán reír a carcajadas pero te sacarán una sonrisa. Los momentos de drama, quitando el ya comentado antes "efecto mufasa" han estado correctos, siendo la mejor escena de la película la ya comentada antes y con un final bueno y bonito, aunque triste por otra parte, después de todo lo vivido por esta pareja impensable. 

En conclusión, una película fácil de ver, que intenta transmitir cierto mensaje, pero que reutiliza cosas que ya han funcionado en el pasado en lugar de innovar algo más en una idea que ya de por si es bastante buena. Una cinta que se encuentra a medio camino entre lo mejor de Pixar y lo más olvidable. 

Aquí os dejamos el trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta