sábado, 9 de enero de 2016

Recomendación del día: "Mr. Holmes" (2015)

Hoy os traemos una película sobre un personaje sobradamente conocido, pero cuya dinámica no es a la que estamos acostumbrados. Se trata de una película muy diferente de las que conocemos sobre él y es precisamente ahí donde recae su atractivo, en esa disparidad. El caballero del que estamos hablando es nada más y nada menos que el detective de los detectives e inglés hasta la médula: Sherlock Holmes. Sin embargo, como hemos dicho, en esta película los matices que nos encontramos del excéntrico investigador no son los "usuales".
 

En primer lugar, es necesario hacer referencia a su creador literario, sir Arthur Conan Doyle, escritor y médico escocés nacido en 1859. Fue haciendo la carrera de medicina en la Universidad de Edimburgo donde conoció al profesor Joseph Bell, precursor de medicina forense y que fascinó, no solo a Doyle, sino a todo el mundo con sus dotes deductivas, lo que sirvió de inspiración a sir Arthur para crear a su más célebre personaje. Otros argumentos afirman que el autor se basó en un amigo suyo que más tarde entraría en Scotland Yard, pero todo apunta a que su "musa" fue el profesor Bell. Las apariciones literarias sobre Sherlock Holmes son cuanto menos abundantes. Se conoce como "Canon Holmesiano" a todo el conjunto de obras literarias (novelas y relatos) cuya autoría es exclusiva de Conan Doyle. Concretamente hablamos de cuatro novelas y unos 56 relatos cortos. A continuación os dejamos el enlace para averiguar más información sobre todos estos escritos. Huelga decir que todo aquello escrito por otros autores que no son sir Arthur, no está recogido en el Canon Holmesiano. La primera aparición literaria de Holmes fue en 1887, con la novela: "Estudio en escarlata".
 
 
Si la literatura sobre el detective es amplia, no os podéis imaginar la de obras de teatro, películas y documentos televisivos (documentales, series, etc.) que existen sobre el personaje. Tiene el récord Guinness mundial por ser el personaje que más veces ha sido encarnado en la pantalla: unos 70 actores en unas 200 películas. Actualmente, el personaje de Sherlock está presente en la pequeña pantalla en dos series muy diferentes, pero que sitúan a Sherlock en nuestros días: "Elementary" y "Sherlock". En la primera, el encargado de meterse en la piel del detective es Jonny Lee Miller ("Byzantium", "Sombras tenebrosas"), quién nos muestra a un Sherlock exadicto a las drogas asentado en Nueva York y acompañado, no por el doctor Watson, sino por la doctora Joan Watson, a quién da vida la actriz Lucy Liu ("Kung Fu Panda", saga "Kill Bill"); incluso la serie pega un buen giro a los personajes de Irene Adler, el amor de Sherlock, y James Moriarty, el principal y eterno enemigo del detective; pero eso os dejo que lo descubráis vosotros. La otra serie de la que hablamos es "Sherlock", de la BBC y protagonizada por el gran Benedict Cumberbatch ("The Imitation Game", "Star Trek Into Darkness", y futuro Dr. Strange en el "Universo Cinematográfico de Marvel") como Sherlock Holmes y Martin Freeman (conocido por interpretar a Bilbo Bolson en la trilogía de "El Hobbit" y la serie "Fargo"), en el papel de Doctor Watson. Esta serie nos sitúa la acción en Londres y nos muestra, con todos los encantos y los matices de una producción británica, una impecable actuación por parte de los actores. Más que serie es una miniserie que acostumbra a darnos grandes pero escasos capítulos cada mucho tiempo.
 
 
Anteriormente mencionaba que esta película, "Mr. Holmes", es diferente de las demás del personaje por su dinámica. En la cinta, se nos muestra a un Sherlock Holmes de 93 años, mayor, exiliado en una pequeña finca de Sussex, donde pretende acabar sus días alejado del tumultuoso Londres y de sus casos detectivescos. Sin embargo, al decidir re-escribir uno de sus casos y así contar la verdad sin las edulcoraciones de Watson (ya fallecido), se encuentra con una dificultad: su memoria. La cinta está dirigida por Bill Condon ("El quinto poder", "Dreamgirls", "Amanecer Partes 1 y 2") y protagonizada por sir Ian McKellen (mundialmente conocido por sus papeles de Gandalf en las películas sobre la Tierra Media de Peter Jackson y de Magneto en la saga de los X-Men, además de otros papeles en películas como "El código DaVinci" o "La Brújula Dorada").
 
 
Cuando decimos que la película es diferente es porque se nos muestra a un Sherlock Holmes mayor (si me permitís, viejo), cuya mente va quedando poco a poco más obsoleta, aunque con momentos de bastante lucidez que sorprenden. Su pérdida de facultades mentales y el peso de los años hace de ésta un drama con toques de intriga, cuya acción se basa en flashbacks creados por la memoria de Holmes. No os asustéis, no es una película sobre un abuelo babeando en una cama y a penas sin habla. Simplemente se trata de un Sherlock dispar, diferente al de Benedict Cumberbatch, al de Jonny Lee Miller, y al de Robert Downey Jr. que Guy Ritchie nos mostró en sus películas "Sherlock Holmes" (2009) y "Sherlock Holmes: Juego de sombras" (2011). Este Holmes ni corre de aquí para allá, ni pelea, ni hace grandes escenas de acción. Su única lucha es contra la edad y su mente.
 
A primera vista puede parecer una película aburrida o muy monótona, pero solo por la interpretación de sir Ian McKellen (actor por el que tengo debilidad, lo admito) merece la pena verla. Consigue aunar el cinismo del detective con una sensación de ternura al ver a un abuelillo que sabe que ya no es quién era hace unos años. Es capaz de mostrarnos dos caras muy diferentes a lo largo de la película muy bien representadas y diferenciadas: la de un Sherlock más joven en los flashbacks, más dinámico y activo; y la del hombre retirado y mayor que descansa en Sussex al abrigo de sus abejas y campiñas verdes. Por supuesto, además de la trama troncal del detective y los problemas que se le presentan por su avanzada edad, la película cuenta como hemos mencionado antes con la trama de un caso que Holmes debe de reconstruir entero. Un caso que supuso fin a su carrera como detective y que le hizo exiliarse. Además, otro de los focos de la película está en la relación que se crea entre el viejo detective y el hijo de la Sra. Munro (Laura Linney), Roger (Milo Parker), quién es un completo fan de Sherlock Holmes y se convertirá en su ayudante y su pupilo.
 
 
El reparto de la película está formado, como hemos mencionado ya, por sir Ian McKellen en el papel de Sherlock, Milo Parker ("Robots Overlords") como Roger y Laura Linney ("El quinto poder", "El exorcismo de Emily Rose") como la señora Munro. También se incluyen Hattie Morahan ("The Bletchey Circle"), Hiroyuki Sanada ("Lobezno inmortal", "La leyenda del Samurái") y Frances de la Tour (Madame Maxime en la saga de Harry Potter, "Survivor", "El libro de Eli").
 
 
Recomendamos está película desde el blog, no por sus escenas de acción, o sus peleas o sus grandes escenas visuales llenas de efectos especiales, sino por la interpretación de un Sherlock distinto del que estamos acostumbrados a ver en la pantalla, un Sherlock en el que se nota el paso de los años, pero que no para de luchar, esta vez, con un enemigo contra el que poco se puede hacer: el tiempo. Un película para ver de tranquis, estando muy atentos y que a pesar de ser lenta, se disfruta viendo a Gandalf... digo... Magneto...pfff...a Ian McKellen haciendo del eterno Sherlock Holmes.
 
Aquí os dejamos el póster:
 
 
Y el tráiler:
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta