sábado, 18 de marzo de 2017

La Bella y la Bestia (2017)

En 1991 llegó a los cines la versión animada de "La Bella y la Bestia", con voces como las de Paige O'Hara, Robby Benson o Angela Lansbury entre otros. Encandiló al público y consiguió seis nominaciones en los premios Oscar, de los cuáles se llevó la estatuilla por Mejor Banda Sonora Original y Mejor Canción Original (Beauty and the Beast). Han hecho falta 26 años para que la misma productora que la vio nacer, la convirtiera en una película de carne y hueso, con nada más y nada menos que Emma Watson en la piel de Bella. ¿Resultado? Hablemos de ello.


La Bella y la Bestia está dirigida por Bill Condon (Dreamgirls) y cuenta para la banda sonora con Alan Menken, el mismo que se encargó de crear la música para la versión animada de 1991. En cuanto al cast, encontramos a Emma Watson (Saga de Harry Potter, Regresión), Dan Stevens (Downton Abbey), Luke Evans (Trilogía de El Hobbit), Josh Gad (Pixels), Ewan McGregor (T2: Trainspotting), Ian McKellen (El Señor de los Anillos-El Hobbit), Emma Thompson (La Niñera Mágica), Kevin Kline (Mi casa en París) y Stanley Tucci (Saga de Los Juegos del Hambre), entre otros. Sin desviarse de la historia original animada, la película sigue los pasos de la joven y curiosa Bella, una chica que desea salir del pueblo en el que vive, y cuya vida da un vuelco cuando su padre desaparece durante su viaje al mercado. Bella, tras encontrarlo encerrado en un castillo custodiado por una bestia maldecida en el pasado por una bruja, decide quedarse como prisionera en su lugar y así liberar a su padre. Poco a poco, captor y prisionera aprenderán a convivir el uno con el otro, mientras crece en el castillo y sus habitantes la esperanza de que sea la elegida para romper la maldición que les mantiene condenados.

Hemos decidido, al ser dos, ver la película por una parte en VOSE y por otra, doblada, para poder comparar el resultado y hacer una crítica conjunta lo más certera y completa posible. Entrado en materia, la película es una perfecta muestra de que dibujar sobre papel cebolla es una decisión segura, pero nada arriesgada, mientras que adentrarse en el sinuoso mundo del trazo a mano alzada puede llevarte por el buen o el mal camino. En este caso, se queda en un punto medio.


La película es un recital, una oda a la original y un calco en muchas de las partes, lo cual ni me molesta ni me parece mal, puesto que el resultado es convincente e incluso mágico en algunos momentos. El problema fundamental del filme es que tiene que llegar a un mínimo de dos horas como sea y en ciertos momentos la película se resiente. Agradezco el atrevimiento de director y guionista por buscar algo en lo que poder rascar, un trasfondo que complete a los personajes y le den una mayor consistencia a sus actos. Lo agradezco de veras, aunque funcione sólo en momentos puntuales y desluzca en ocasiones el computo general de una cinta que, técnicamente, no tiene ningún pero.


La película, al igual que la original, es entretenida y disfrutable, pues el tronco y grueso de la misma es exacto al de 1991, por lo que decir que la película está falta de ritmo o que carece de un guión sólido no tiene sentido alguno, aunque si que peca en ocasiones de poner el piloto automático durante demasiado tiempo.

Los personajes funcionan solventemente, aunque son los secundarios aquellos que tienen chispa y carisma, destacando sobretodo a Lefou, Lumiere y Dindong, que son ambos tres, el alivio cómico de la película y que funciona a la perfección. Emma Watson cumple en su papel, aunque tampoco destaca en sobremanera y Dan Stevens hace lo que puede con un papel 99% CGI. Luke Evans da un Gaston que da el pego y se cree que es el más guay del pueblo y eso, me gusta.


Algo que hay que destacar de la película es, obviamente, su banda sonora. El tema principal y sus canciones son sus señas de identidad, y a la versión animada le valieron la friolera de 5 nominaciones a los premios Oscar (de las cuales ganaron dos), junto con la de Mejor Película.  Alan Menken hizo un trabajo maravilloso, y gracias a que le solicitaron volver a trabajar en ello 26 años después, el resultado no dista mucho del de 1991.


Por una parte, el tema principal pone los pelos de punta nada más con los primeros acordes, haciendo que uno vuelva a tener 5 años. Y en lo que respecta a las canciones, es impresionante la fidelidad que han guardado con las originales. Ya no solo en la ejecución de éstas, sino en las propias escenas. Apenas ha habido diferencia entre el "Be our guest" de 1991 y el de 2017: tal y como lo vimos hace dos décadas, el show de Lumière deja con la boca abierta, y eso que reproducir concretamente esa parte era todo un reto. Y qué decir de Emma Thompson cantando "Beauty and the Beast" en la mítica escena del baile. Sin palabras y con lágrimas. Los demás actores también han estado a la altura, haciendo mención especial a Emma Watson.


Como apunte, al haber visto versiones VOSE y doblada, se llega a la conclusión de que el doblaje en españa debería encontrar soluciones para los musicales, pues tan sólo en el caso de Bella (Michelle Jenner y Bely Basarte) queda natural el cambio en voz hablada y cantada. El resto, siendo realizado el trabajo de cantar y actuar por el mismo actor, queda en ocasiones deslucido por las carencias de los mismos.


Se trata, en definitiva, de una más que correcta adaptación del clásico, que trata de añadir matices nuevos, quedándose a medio camino. En lo que respecta a versionar lo anterior, ningún pero.

Nota @CarlosC_23: 7,5/10
Nota @JavierFrnndz: 9/10

Aquí os dejamos el tráiler:

1 comentario:

  1. Excelente reseña y muy de acuerdo con la opinión general; simplemente no puedo comparar con la VO, y reconozco que es la primera película que me da ganas de hacerlo así. A mí no me gustó que enlentecieran el ritmo de las canciones, y las nuevas no me resultaron tan espectaculares como esperaba. Creo que el musical de Broadway está muchísimo mejor (en muchos aspectos, además). De hecho, Ignasi Vidal que dobla la voz cantada de Bestia la veo hasta contenida, para el torrente vocal que tiene este hombre y sí, coincido en que choca un poco el tema voces habladas/cantadas (creo que ni con Bella funciona bien). Me da rabia, cuando el caso de Ignasi o Albert (dobla a Gastón si mal no recuerdo), ambos son cantantes, pero también buenos intérpretes. No entiendo por qué no doblaron ellos todo el papel.

    En fin, es una buena película, pero creo que como "live action", yo me quedo con La Cenicienta mal que me pese, pues la Bella y la Bestia siempre ha sido mi película favorita.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta