lunes, 17 de octubre de 2016

Trumbo: La lista negra de Hollywood (2015)

Sin duda alguna, no hay nada mejor para un cinéfilo que una película que trate sobre cine, y más si ésta trata de revivir una pequeña parte de su historia. "Trumbo: La lista negra de Hollywood" nos ofrece una visión del mundo del cine de los años 40 a través de la vida del exitoso (y polémico) guionista Dalton Trumbo, quién escribió películas como "Vacaciones en Roma" (1953) o "El bravo" (1956). Bryan Cranston interpreta al célebre escritor de guiones, una elección cuyo resultado es simplemente brillante, junto a Diane Lane, quién se mete en la piel de su mujer, Cleo Fincher. Un biopic de comedida comedia y buen drama, que nos acerca a la figura de Trumbo, tanto a la profesional como la personal, y relata uno de los episodios más oscuros de la historia de Estados Unidos y su industria cinematográfica.


"Trumbo: La lista negra de Hollywood", fue estrenada el año 2015 bajo la dirección de Jay Roach (Los padres de él, los padres de ella) y protagonizada por Bryan Cranston (Breaking Bad), Diane Lane (Batman v Superman), Helen Mirren (Espías desde el cielo) , John Goodman (Calle Cloverfield 10), Elle Fanning (Maléfica), Louis C.K. (Louie) y Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), entre otros. En una época marcada por el inicio de la Guerra Fría, la expansión del comunismo  y su consecuente "caza de brujas" por parte del Comité de Actividades Antiamericanas, Dalton Trumbo, acaba siendo  uno de los tantos objetivos de la famosa Blacklist de Hollywood. La película repasa los años más duros de su carrera y como, a pesar de ello, siguió trabajando como guionista a través de una gran red secreta de pseudónimos, logrando que muchos de sus trabajos llegaran a la gran pantalla, ganando hasta en dos ocasiones el Oscar al mejor guion.

"Trumbo: La lista negra de Hollywood" sin duda debe de estar en la filmoteca de todo espectador cinéfilo que se aprecie, y más si a ese cinéfilo le gustan las películas que traten sobre los entresijos que se traían entre manos los habitantes del Old Hollywood. Y ya no solo por eso, sino porque Trumbo es una película redonda con un excelente tono de denuncia política y social, y que encierra un mensaje de superación bastante positivo pero sacrificado a la vez.


La película se mueve constantemente entre la comedia y el drama, pero el trato que se da a cada matiz es el justo y necesario, pues el drama no aburre ni es exagerado, y la comedia nos llega en dosis de humor negro, ironías, y a través de personajes como el de Frank King (John Goodman) con actores que dominan éste género y lo llevan a lo esperpéntico sin necesidad de parecer abusivo. No tiene subidas ni bajadas de ritmo, sino que se mantiene constante, y en ningún momento aparecen escenas que uno pueda pensar que sobraban; es un película como dije, redonda, y que no cansa ni se hace eterna.


Por supuesto quién lleva el peso de la película sobre sus hombros es Bryan Cranston interpretando al protagonista. El personaje le vino como anillo al dedo, hasta el punto de que se podría decir que consiguió hacer tres versiones de Dalton Trumbo en la película - él de antes de la cárcel, el que acaba de salir de ella, y el Trumbo del final - y Cranston las hizo casi  sin despeinarse y seguramente con aliento para hacer otras tres: su elocuencia, el tono irónico, los gestos, todo le sale natural. Y qué decir de la escena en la que da el último discurso... Increíble. Esta interpretación, que bien le valió su nominación al Oscar como Mejor Actor, es sin duda una de las mejores de su carrera, y espero que siga regalándonos muchas muchas más.


Del resto de actores, todos están a la altura y realizan un gran trabajo, pero es mi deber destacar a las actrices protagonistas de la cinta. Por un lado estaría la maravillosa Diane Lane, que interpreta a la mujer de Trumbo, su gran apoyo y conciencia a lo Pepito Grillo; y por otro, la inmejorable Hellen Mirren, cuyo personaje es el de Hedda Hopper, una periodista anti-comunista a fuego, y que nos hace odiar su personaje por su papel en la vida de Trumbo, pero a la vez nos deja con ganas de que salga más. Igualmente me gustaría hacer un guiño a los actores que interpretan a personalidades reconocibles del Old Hollywood, como Kirk Douglas (Dean O'Gorman) y John Wayne (David James Elliot). La verdad es que la caracterización, tanto de ellos como del resto de actores, extras, y demás, es excelente, sin que se escape ni un mínimo detalle.


"Trumbo: La lista negra de Hollywood", es una muy buena película para todos los públicos, especialmente para los cinéfilos, que deja unas interpretaciones increíbles y que evoca una parte de la historia de Hollywood algo oscura sin caer en ser un dramón intratable. Inteligente, con sentido del humor, irónica y que muestra sin tapujos como Trumbo se ponía hasta las cejas de alcohol, tabaco y anfetaminas para llevar a cabo una pasión que intentaron extirparle por sus convicciones políticas. Roach, Cranston, buen trabajo.


Nota de la película: 8/10.

Aquí os dejamos el tráiler:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta