martes, 19 de abril de 2016

Hush (2016)

Traída directamente desde el festival SXSW de Austin a Netflix, hoy os traemos una cinta de terror que no intenta ofrecer nada nuevo, pero si intentar dar un soplo de aire al género con una premisa algo diferente, que no sabía si iba aacompañar a la historia. Pero Hush, sin ser el descubrimiento del siglo, cumple su función de entretener y hacerte pasar algún que otro mal rato.



La película está dirigida por Mike Flanagan (Oculus) y protagonizada por Kate Siegel (Oculus), Samantha Sloyan (Area 407) y John Gallagher Jr (Calle Cloverfield 10) y nos contará la historia de Maddie, una escritora, que vive apartada y aislada desde que quedó sordomuda. Una noche su vida cambiará cuando un psicópata enmascarado aparece por su ventana. Sin ninguna otra persona en kilómetros a la redonda y sin modo de pedir ayuda, parece que Maddie está a mercer del asesino...

Como se ha comentado antes, la película no ofrece nada excesivamente nuevo, pero si introduce un factor algo novedoso y con lo que poder jugar: la discapacidad auditiva de la protagonista. Si bien se hace continuas referencias a esto, se utiliza con bastante solvencia, lo que demuestra que el guión, sin ser una obra de arte, cumple. Los momentos en los que se hace referencia y la forma en la que este problema se usa durante la película me ha parecido bastante original y le da un toque de graciaen algunos momentos, sobretodo para ofrecer un final algo mejor.

Los momentos de tensión están  bien, ya que consiguen que el espectador se implique un poco más con la protagonista por su problema, aunque sacrifican todo el misterio de la película y el asesino, aunque por un bien mejor: el desarrollo de una relación asesino-victima, que se sucede durante los 90 minutos casi que dura la película, donde la víctima pasa por todas las fases de terror y angustia, hasta llegar a un punto en el que no tiene nada que perder, mientras que en nuestro asesino vemos una degradación que empieza en la confianza más absoluta en sí mismo hasta el miedo a fallar, pasando por etapas de rabia y odio, que no hacen más que hacerle más violento y peligroso, lo que ayuda a crear esos momentos de tensión de los que hablábamos antes. 


La banda sonora ayuda bastante a crear esos momentos de pasarlo mal, además de meternos un poco más en la piel de una persona que carece de audición, con esos momentos de silencio tan agobiantes como logrados.  Se trata de una película hecha con cariño, que no ofrece nada nuevo pero que tampoco falla en su propuesta. Entretiene y no tiene fallos gordos de guión, es mucho más de lo que nos ofrece hoy en día el género.

NOTA: 6,5

Aquí os dejamos el trailer:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿A que esperas para dejar un comentario?

Me gusta